Cuidados en la operación de las Grúas con Motores diesel turbocomprimidos

Cuidados en la operación de las Grúas con Motores diesel turbocomprimidos

Por Gustavo Zamora (*)

En la actualidad una gran cantidad de las grúas y equipos de elevación con motores de CI -combustión interna- poseen motores diesel turbocomprimidos o turbocargados, esto es motores diesel con uno o varios turbocompresores.

La durabilidad del motor está dada en general por la calidad del combustible utilizado, el mantenimiento que se le da y por cómo se opera el motor.

Los turbocompresores tienen una vida útil menor en horas de operación que el motor que equipan.

El turbocompresor es una delicada pieza con un rotor que gira a unas 100.000 RPM y debido a sus huelgos de décimas de milímetro con el estator o carcasa, su lubricación es vital. Cada vez que usted detiene el motor a altas RPM, el turbocompresor girará a miles de RPM sin lubricación, con el daño consecuente.

Además debido a las altísimas temperaturas internas de operación del turbo el aceite lubricante también ayuda a enfriarlo, y si paramos el motor sin dejarlo unos minutos en ralentí, el turbocompresor queda muy caliente y se coquifica el aceite en contacto con el turbo. Ese aceite coquificado pasó a un estado sólido en forma de carbón y luego es arrastrado por el caudal de aceite lubricante, lo que puede tapar las tuberías de lubricación del turbo, rayar sus cojinetes y afectar sus componentes internos.

Es importante leer lo indicado en el manual del motor además de lo indicado sobre el motor diesel en el manual de la grúa, pues a veces ambos manuales difieren en sus indicaciones, si así fuera dar prioridad a lo escrito en el manual del motor y consultar por escrito al fabricante de la grúa.

-Adicionalmente se recomienda un análisis periódico del aceite usado del cárter del motor, esto también es válido para motores aspirados y una revisión periódica o cambio del volante amortiguador de vibraciones del cigüeñal si el motor lo posee.

Recomendaciones

Para obtener una mayor cantidad de horas de servicio del turbocompresor, los operadores y dueños de esos equipos pueden hacer lo siguiente:

-Usar el aceite de cárter con la viscosidad y grado API correcto según lo indicado en el manual del equipo, respetando las horas máximas de uso entre cambios en función de la calidad de combustible utilizado en el motor.

– Permitir que el motor tome la temperatura de trabajo especificada por el fabricante antes de operar la maquina. Esto es antes de acelerar el motor. Dicha temperatura aparece en los manuales de operación.

– Permitir que el motor se enfríe girando al menos dos minutos en ralentí antes de pararlo. Es imprescindible para la vida útil de los turbos que se detenga el motor recién después de hacerlo girar en ralentí varios minutos.

(*) Gustavo Zamora es un especialista en equipo de elevación y manejo de cargas. Se graduó como maquinista naval e ingeniero de a bordo de buque. Vive y trabaja en Buenos Aires (Argentina).

GEPA

Fuente: Revista Grúas y Elevación Pan-Americana de Octubre 2011

http://www.cpampa.com/cpa/

http://d27vj430nutdmd.cloudfront.net/11160/83219/83219.1.pdf

Tags: turbodiesel buenos cuidados

Si quiere colocar este post en su propio sitio, puede hacerlo sin inconvenientes, siempre y cuando cite como fuente a https://gruasytransportes.wordpress.com

Recuerde suscribirse a nuestro blog vía RSS o Email.

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: