Una historia ficticia

Una historia ficticia

La historia se llama “En caso de tormentas con fuertes vientos”

Esta historia nos la envío un lector.

Esto ocurrió en Sudamérica.

En Sudamérica suele haber tormentas con vientos muy fuertes con velocidades de más de 100 kilómetros por hora, en especial desde Diciembre hasta Mayo.

Hace algunos años en verano, en un importante puerto de Sudamérica dos grúas pórtico fueron empujadas por el fuerte viento, fueron descarriladas y casi caen al agua por culpa de ello.

Unos años después también en verano, en otro importante puerto de Sudamérica una grúa cae al agua debido a los fuertes vientos durante una tormenta de verano.

Tiempo después, dos grúas pórtico chocan entre sí durante la operación de un buque debido a la gran velocidad del viento durante una tormenta, los frenos de traslación de la grúa no resistieron la fuerza de arrastre del viento y como resultado quedaron ambas grúas fuera de servicio durante una semana aproximadamente con la consecuente inutilización de ese sector del muelle de atraque.

Cuando estos accidentes suceden generalmente no son publicados y por ende la experiencia no se comparte. Si la experiencia de estos accidentes y “near – misses” fuera compartida se ayudaría a evitar los próximos accidentes.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…..

Este cuento es ficticio y espero sirva sólo para recordar al personal de todas las empresas que poseen grúas pórtico sobre rieles, grúas pórtico sobre neumáticos y demás, que deberían tener a una persona encargada en forma PERMANENTE de revisar los pronósticos meteorológicos locales varias veces al día y esa persona debería además poder mediante procedimientos escritos previamente hacer que en caso de tormenta y fuertes vientos se suspendan de inmediato las operaciones de las grúas y que todas las grúas sean aseguradas tal como lo indiquen sus fabricantes para el caso de vientos huracanados. Todas las empresas que poseen grúas deberían tener una guardia operativa y de mantenimiento  incluso cuando sus grúas no operan para que, en el caso de fuertes tormentas se puedan ocupar de asegurar todas las grúas en la forma que lo indican el manual del fabricante y las recomendaciones de los clubes P&I (Clubes de Protección e Indemnización),  para el caso de vientos huracanados.

Gruasytransportes

Si quiere colocar este post en su propio sitio, puede hacerlo sin inconvenientes, siempre y cuando cite como fuente a https://gruasytransportes.wordpress.com

Recuerde suscribirse a nuestro blog vía RSS o Email.

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: