¿Hacia un impuesto portuario para las terminales automatizadas? – por Olaf Merk

¿Hacia un impuesto portuario para las terminales automatizadas? – por Olaf Merk

Publicado en shippingtoday.eu por Olaf Merk, 19 Abril 2017

Traducido por Gustavo Zamora*, para gruasytransportes, Buenos Aires (Argentina).

 

Foto: AGVs de Terex Gottwald en Long Beach (fuente: portstrategy.com)

 

Uno de los mayores problemas políticos de las próximas décadas es el futuro del trabajo. Los avances tecnológicos son tales que más de la mitad de los puestos de trabajo existentes podrían ser automatizados. La automatización podría crear nuevos puestos de trabajo, pero es muy probable que no compensen los trabajos perdidos. Esto tiene consecuencias de gran alcance: sin correcciones, la automatización erosionará los ingresos tributarios, el estado de bienestar y conducirá a una distribución muy desigual de los ingresos. Curiosamente, estas cuestiones están en su mayoría ausentes del debate político actual. ¿Pueden los puertos llevar ese debate adelante?

Los puertos han sido pioneros en la automatización. Mucho antes de que se pusiera de moda hablar de la conducción automatizada de vehículos o de camiones autónomos, varios puertos ya tenían sus camiones sin conductor: los vehículos guiados automatizados (AGV, por sus siglas en inglés). Estos procesos de automatización, al igual que otros desarrollos que aumentan la productividad, como la containerización, trajeron pérdidas de empleo que fueron tratadas de manera más o menos satisfactoria. La mayoría de estas transiciones fueron facilitadas por el crecimiento sostenido del comercio o por generosos paquetes de jubilación anticipada.
Los tiempos podrían ser diferentes ahora. El crecimiento comercial está estancado y probablemente nunca volverá a alcanzar los niveles de las últimas décadas. Al mismo tiempo, la robotización podría hacer desaparecer más de la mitad de los empleos actuales. La automatización de las terminales portuarias en tales circunstancias podría tener resultados muy diferentes a los obtenidos en las décadas anteriores – y dar lugar a la redundancia de personas que es probable que no vuelvan a encontrar otro trabajo nuevamente.

La proposición de tener terminales portuarios automatizados es facilitada por los gobiernos que pagan la factura por los costos sociales. Un importante costo social es la reducción en la percepción de los ingresos fiscales: los robots no pagan impuestos y no consumen, por lo que no crean crecimiento económico. Hay un límite a la capacidad de absorción del Estado: ¿quién paga los servicios públicos si los robots se han apoderado de todos los puestos de trabajo? ¿Quién comprará las mercaderías si los seres humanos han dejado de trabajar? No es sorprendente que la literatura sobre automatización sugiera frecuentemente la introducción de un ingreso básico universal, financiado por algún tipo de impuesto sobre los robots. Un ejemplo reciente de tal argumento ha surgido de Bill Gates.

La mayoría de los puertos son organismos públicos, por lo que deberían considerar los impactos en las fuentes de trabajo. Las empresas locales esperan que el puerto sea productivo, las comunidades locales esperan que el puerto genere empleos. Así que, cualquier proyecto de automatización de terminales podría suscitar inquietudes por parte de las autoridades portuarias, así como por las autoridades de las ciudades que albergan esos puertos y por los estados portuarios. ¿Por qué sería de su interés perpetuar un sistema que favorece la automatización en lugar de mantener puestos de trabajo que pagan impuestos, pero no el gravar con impuestos a los robots? La cuestión es delicada: no queremos ahogar la innovación, pero puede haber un problema real con la aceleración de la automatización. Esta discusión ha comenzado, pero no parece reunir mucho ímpetu aún. El Parlamento Europeo discutió un impuesto sobre los robots, pero decidió no continuar esa discusión. El candidato presidencial francés Benoit Hamon propuso un ingreso básico universal y un impuesto a los robots, pero su propuesta apenas ha recibido atención – y actualmente está en quinta posición.

Los puertos podrían ser excelentes lugares para iniciar experimentos de políticas sobre los impuestos a la automatización. Esto podría ayudar a avanzar en cuestiones tales como: qué impuestos cobrar, cómo gravar, cómo vincular el impuesto cobrado con la educación y la reconversión de los trabajadores, si fuera o no un impuesto temporal y a quién cobrarle los impuestos: debería haber otros además de los operadores de terminales que podrían contribuir a mitigar los costos sociales? Los puertos estaban a la vanguardia de la automatización; ahora deben ser los pioneros en la exploración de soluciones para mitigar los impactos sociales de la automatización.

 

 

 

 

Olaf Merk es un experto en puertos y navieras en una organización internacional. Este es su blog personal y las opiniones expresadas son suyas, no de ninguna institución a la que él esté afiliado.

Fuentes:

Artículo original http://shippingtoday.eu/automation_tax/

Traduccion de gruasytransportes <gruasytransportes.wordpress.com>

(*)Gustavo Zamora es un especialista en equipo de elevación y manejo de cargas. Vive y trabaja en Buenos Aires (Argentina)

Tags: Towards a port tax for automated terminals? (gz7),

Si quiere colocar este post en su propio sitio, puede hacerlo sin inconvenientes,

siempre y cuando no lo modifique y cite como fuente a https://gruasytransportes.wordpress.com

Recuerde suscribirse a nuestro blog vía RSS o Email.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: